Jueves, 18 de Octubre de 2018
Expresion de Michoacan
espacio publicitario

Elías Ibarra plantea que las instituciones sean eficientes y de resultados para generar bienestar social

En México debemos pasar de tener instituciones obesas y que viven para sí mismas, a otras que garanticen eficiencia, calidad y resultados en las tareas constitucionales y legales de las que son responsables, a fin de generar bienestar social, justicia y progreso en favor de los ciudadanos, señaló el candidato a diputado por el Distrito 03 de Zitácuaro de la Coalición Por México al Frente, Elías Ibarra Torres.

 

El candidato por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC) señaló que debe darse una revisión profunda no sólo de la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público federal, sino también de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, entre otras para someter al gobierno a un régimen que abata su obesidad.

 

Continuando con las acciones de su campaña para informar a la población sobre sus propuestas y abordado por los medios de comunicación declaró que en el país es apremiante “replantearse las políticas de gasto público, de manera que éstas sean más racionales y que no se vaya la mayor parte del presupuesto en gasto corriente, sino en inversión pública, desarrollo y bienestar”.

 

Dijo que la obesidad del sector público en nuestro país implica recursos que dejan de ser destinados para alcanzar los objetivos de las políticas públicas, pues se distraen en sostener a esa enorme estructura institucional.

 

“Ese adelgazamiento burocrático debe ser claramente planificado y sustentado desde la propia norma pues hay que recordar que la debilidad en las finanzas de nuestro país obedece al exceso de gasto corriente, y a una recaudación tributaria precaria”.

 

Elías Ibarra subrayó que existe una deficiencia estructural en las finanzas públicas que se debe arreglar y un paso prioritario es reducir el gasto que las instituciones realizan para sostenerse a sí mismas, es decir, su gasto corriente, con la idea que los recursos que se ahorren puedan destinarse a donde realmente se necesitan.

 

Noticias relacionadas